Inicio Reviews Huawei Mate 20 Pro: Análisis después de 90 días. Ser el mejor...

Huawei Mate 20 Pro: Análisis después de 90 días. Ser el mejor en fotografía le sienta bien.

Huawei durante el 2018 dió 2 golpes en la mesa bastante notorios con la serie P y Mate.
Mientras la serie P trajo la triple cámara y conservó el Kirin 970, la serie Mate (Como es usual) estrenó motor nuevo: El Kirin 980.

Aquí, en Enchufados queremos contar nuestras experiencias después de 90 días con el equipo. Plazo más que prudente para haber probado absolutamente todo del equipo.

Repasemos una vez más la hoja de especificaciones:

  • Procesador: HiSilicon Kirin 980 (Octa Core, distribución BIG.Middle.litte [4x2x2]) litografía de 7nm
  • RAM: 6GB
  • Pantalla: AMOLED Curvo de 6.3» QHD+ con notch 1440×3120
  • Cámaras traseras: 40Mp RGB f/1.8 + 20Mp Gran Angular f/2.2 + 8Mp Telefoto f/2.4
  • Cámara frontal: 24Mp f/2.0
  • Batería: 4200mAh con Huawei SuperCharge 2.0 (40W), carga inalámbrica y carga inalámbrica inversa.
  • Sistema Operativo: Android 9 Pie con EMUI 9.0
  • Memoria: 128GB Ampliables con NM-Card
  • Dimensiones físicas: 157.8 x 72.3 x 8.6 mm
  • Peso: 190gr
  • Extras: Lector de huella bajo la pantalla, 3D Face ID

Diseño: Su parecido con Samsung queda en eso.

Ver el Mate 20 Pro con la pantalla apagada, mirando hacia arriba, es forzadamente recordar el Samsung S9 Plus. ¿Molesta? No lo suficiente, pero es un detalle a tener en cuenta si a tí como usuario no te gustan las comparaciones.

Por lo demás, da una sensación de fragilidad, por lo cuál durante todo este tiempo lo he usado con la carcasa de silicona que trae la caja, la cuál además está bastante maltratada por el uso y el roce con la ropa.

Lo que sí encontré un defecto, es la fragilidad del puerto donde van las tarjetas SIM. Al ser tan pequeño, un mal movimiento dejó ligeramente torcido el mismo. No afecta en nada, pero me hace creer que en cualquier momento la bandeja se romperá.

Software: Pie y EMUI no son amigos, tampoco enemigos. Si no..

EMUI 9 toma la base de Android y la descompone a tal punto que un usuario desconocedor del tema no sabría que su equipo tiene este sistema operativo. Eso es bueno, y malo a la vez: Bueno porque da ese toque diferenciador del equipo (Algo similar a lo que ocurre con Xiaomi) pero hay algunas opciones que sobran, y otras incluso que molestan (HiSearch, HiCloud, etc). El mismo lanzador de aplicaciones «Huawei Launcher» es un tema personal porque puedo usarlo, pero no me acostumbro (Tanto en modo «tradicional» con cajón de aplicaciones, como sin él) y terminé instalando otro Launcher para poder sentirme cómodo con el equipo.
Esto trajo otro problema: La nueva multitarea de EMUI 9, al igual que la de Android Stock, no funciona con launchers de terceros… en teoría.
De todos los Launcher que probé, solo Microsoft Launcher pudo mantener la multiventana funcionando sin tantos problemas. Pero también me dejo usar el Picture in Picture sin tener que ir a configuración. Algo es algo.

En lo general, el equipo a la fecha sigue sin tener tirones, o problemas relacionados al software, además de lo mencionado anteriormente.

Debo decirlo: No toco en exceso la disposición de iconos.

No puedo irme sin hablar de las actualizaciones. En este punto Huawei se ha portado excelente. Teniendo a la fecha el parche de enero, e incluso agregando el Modo Super Macro al amplio mix de opciones que trae la cámara.

Cámaras: Más como estas por favor.

Lo dije en su día, lo repito hoy: La cámara del Mate 20 Pro es sorprendente, al punto de despertar ese interés en usar la misma y tomar fotos.

Debo admitirlo: Un atardecer es digno de observar.

Suelo ser bastante reticente a tomar fotografías. Básicamente porque no es algo que busque en el equipo, ni es determinante. Pero este trío de cámaras está aquí para usarse, y no desperdiciaré opciones para ello.

La cámara frontal es otro cantar: No la uso ni la usaré, por mero miedo a que esta se rompa. Chistes aparte, cumple en todo aspecto, pero las selfies no son lo mío.

Seguridad: El lector de huellas en pantalla es opacado por un desbloqueo facial brutal.

Sobre la biometría y seguridad tengo poco que añadir, el lector de huellas en pantalla ha mejorado, y está casi al nivel de uno tradicional. Pero son pocas las ocasiones donde puedo usarlo, ya qué el desbloqueo facial es extremadamente rápido.

Esto sumado al «Levantar para despertar» hace que apenas tomo el equipo y lo pongo frente a mí esté desbloqueado.

Autonomía: ¿Para que conformarse con tan poco?

Debo aceptarlo, uso demasiado el equipo, lo que significa que necesito bastante autonomía. Algo que el equipo entrega con creces.

Durante la semana, que es donde más uso le doy, llega fácilmente a las 7 horas de pantalla, esto con 4G y WiFi intermitentes, y haciendo todo con el equipo. Lo que no quita el hecho que deba pasar por el cargador una vez durante la tarde para recuperar energía y terminar correctamente el día.

El domingo cambia la situación, ya qué no uso el teléfono de la misma forma que el resto de la semana, aguantando todo el día sin despeinarse con uso mixto, y llegando a nada modestas 8.5hrs de pantalla. Esos 4200mAh se notan, y bastante.

¿Recuerdan que debía pasar por el cargador una vez al día? Sorpresa, el equipo carga de 0 a 100% en poco más de una hora. Dándome aproximadamente un 20 a 30% con una carga de solo 15 o 20 minutos. Aquí el trabajo es mérito del cargador y de SuperCharge 2.0, qué con sus hasta 40W es capaz de dar energía a una velocidad sorprendente.

Cómo acotación: Sí conectó un cargador de los modelos anteriores, la velocidad será la misma que con SuperCharge 1.0, es decir, poco más de hora y media del 0 al 100%. Y de igual forma, sí conectas un modelo anterior al SuperCharger 2.0, funcionará solo a lo que aguante el dispositivo.

El problema es que este sistema depende tanto del adaptador de pared como del cable. Y como si eso fuese poco, los cables tienen problemas de una u otra forma con otros modelos. Mal ahí, pero nada crítico.

Pantalla: BOE o LG, es cuestión de suerte.

Hable en algún momento de que tuve el problema de la pantalla verde en mi Mate 20 Pro. Lamentablemente debí hacer uso de la garantía y me lo cambiaron sin mayor problema.

Por otra pantalla LG.

Hoy, ahora, puedo decir que la pantalla aún presenta el problema, pero es más aceptable y por sobretodo, no me obligo a buscarle el problema. Ojo, que los nuevos modelos vienen solo con pantallas BOE, así que no tendrás problemas.

Conclusiones: Definitivamente iré de Mate en Mate.

Pasé después de un desafortunado incidente a un Mate 10 Pro (descansa en paz S9+) y me encantó. Probé el Mate 20 Pro y definitivamente iré por el Mate 30 Pro cuando este sea presentado.

Cámara, rendimiento, autonomía. Lo necesario para que cualquier usuario medio o intensivo pueda aceptar el desembolso de los 849990 CLP a los que se vende por vías oficiales. Aunque debido a la escasez de pantallas, es muy difícil de encontrar.

Latest articles

Otra vez Entel: usuarios se encuentran más de 15 horas sin servicio móvil; ofició SUBTEL.

Clientes de la compañía reportan estar sin servicio de Internet y Telefonía en redes 3G y 4G desde la mañana. Pasaron...

Usuarios de Entel estuvieron más de 4 horas sin servicio de Internet y Telefonía móvil

Empresa estuvo caída por más de 4 horas, incidencia no afectó a la totalidad de sus usuarios. Ayer lunes...

Analizamos la orden de EEUU que afecta a Huawei. Sus efectos y repercusiones.

El 15 de mayo, el presidente de Estados Unidos Donald J. Trump decidió hacer obra de sus promesas de campaña y emitió...

Huawei en la cuerda floja: ARM decide revocar la licencia para fabricar procesadores.

Nuevo día, nueva mala noticia para Huawei. Según reporta BBC, ARM (empresa encargada de diseñar la arquitectura de...